Reflexionemos sobre el amor de Dios

El don de si mismo

¿ En qué manera o en qué medida este conocimiento conforma el fundamento de tu identidad ?  ¿ de qué formas experimentas el amor amor divino ? ¿ por qué sabes que es el auténtico aún cuando no lo experimentes ?  

— MI IDENTIDAD JUGUETONA—

Todas mis cualidades que destacan en relación al juego, al ocio, al "pasarlo bien", al "disfrutar". 

— MI IDENTIDAD PRUEDENTE —

Haz clic aquí y empieza a escribir. Veritatis et quasi architecto beatae vitae dicta sunt explicabo.

— MI IDENTIDAD EXHIBICIONISTA—

Haz clic aquí y empieza a escribir. Ipsam voluptatem quia voluptas sit aspernatur aut odit.

— Nuestras identidades—

Hay muchas caras de ldentidad  y son todas ellas parte de mí, tanto si reconozco su presencia como si no. Hay un fuerte condicionamiento de mi infancia que nos estimula a reconocer sólo las facetas más gratas de nuestra identidad. Y las facetas de la identidad que no tienen un puesto en el ranking de ese conjunto se hacen más fuertes, no más débiles. Al actuar sin estar a la vista y al ser ajenas a nuestro conocimiento,  tienen una creciente influencia en nuestro comportamiento , sin notarlo.

— Nuestro cuerpo—

Nuestro cuerpo, el de cada uno, es el lugar de encuadre de nuestros tres centros vitales: mente, corazón, y entrañas. A muchas personas - mientras su cuerpo no se queja- se les olvida la realidad de ser seres encarnados  en un cuerpo concreto, con un tamaño y unas características muy propias. Aunque todos los cuerpos están formados por los mismos miembros y órganos no hay cuerpo igual a otro, ni siquiera cuando se da esa gran semejanza entre padres e hijos o entre hermanos gemelos. Igual que no hay un rostro idéntico a otro rostro, tampoco hay cuerpo idéntico al nuestro.


Es este otro factor de la singularidad de todo ser humano. Incluso en nuestro físico somos únicos e irrepetibles. No entro en apreciaciones de cómo será nuestra corporeidad en la vida después de esta vida, lo que no podemos olvidar es que esta vida terrena la vivimos encarnados en el cuerpo que nos ha tocado a cada uno. Y que , si es verdad, que no tuvimos participación alguna en la elección de los genes y cromosomas que dieron origen al que es hoy nuestro cuerpo, sí que es un hecho que tenemos cada uno responsabilidad directa en el volumen  y tipo de desarrollo que nuestro cuerpo va adquiriendo al transcurrir los años. 

Nuestros padres, la alimentación que nos dieron y el trato y condiciones físicas que nos proporcionaron tuvieron mucho que ver con nuestro desarrollo y salud física. Pero, como en todos los demás aspectos de nuestro crecimiento, llega un momento en el que, asumiendo nuestro cuerpo y su historial pasado, tenemos que tomar las riendas de su desarrollo y mantenimiento.

Aquí entra todo el tema de los deportes, de la higiene personal , del cuidado de la salud y de la alimentación adecuada. 

Todos nuestros sentimientos y emociones son importantes, sean los que sean, sin omitir ni ignorar ninguno; no podemos intentar evadirnos , reprimir o sublimar aquellos que se nos antojan como más bajos o menos dignos.

Las emociones son parte de nuestro vivir diario. Constantemente sentimos atracción, tendremos hacia algo que experimentamos como bueno y beneficioso para nosotros. Constantemente huimos y rechazamos aquello que percibimos como malo o perjudicial. Al no conseguir algo que queremos o deseamos , sentimos desencanto y desilusión. Cuando no consguimos huir o evitar algo surge en nosotros la frustración.

Nuestra conducta, nuestras decisione serán más coherentes y auténticas , mas libres y responsables como más conscientes seamos del juicio anterior al desencadenamiento de nuestras emociones.



La vida es comunicación y vivir es convivir

Comunicación interpersonal abierta

El ser humano no puede vivir en solitario, enloquecería. (López Ibor)

"La necesidad más profunda del hombre es la necesidad de superar su separatividad, de abandonar la prisión de su soledad. El fracaso absoluto es el logro de tal finalidad significa la locura." (Erich From).

Para Sartre : " es imposible ser feliz a solas" (J.P. Sartre).

Somos seres sociales por naturaleza.

No podemos realizarlas a solas. Todos nos necesitamos unos a otros para superar la propia soledad , para sentirnos dignos de ser queridos e, incluso , para descubrir nuestra propia identidad.

Por estos y otros motivos nos comunicamos con los demás o, al menos , lo intentamos.

También, por estos mismos motivos, nos comprometemos unos con otros , en relaciones más o menos estables: de amistad, etc.

Nesaria e imprescindible del ser humano, la necesidad de amor y amistad. Todo ser humano necesita ser apreciado y querido.


El amor, la amistad, la comunicación

¿Se identifican?

No pueden darse una sin la otra

Sin comunicación no puede darse el amor ni crecer en la amistad. La comunicación genera afecto y amistad. Una supuesta relación de amistad, sin comunicación, se derrumba.

El ser humano

No solo es un ser que se comunica, es un ser en comunicación. Ahora añado: "el ser humano es un ser que vive en relación. Vivir es convivir."